Desguaces Badajoz: Información local


Badajoz ciudad


Badajoz es la capital de la provincia de su mismo nombre, pertenece a la comunidad autónoma de Extremadura y fué fundada hacia el siglo IX, durante la dominación musulmana.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Badajoz cuenta actualmente con 150.376 habitantes, lo que representa el 21,73% de la población total de su provincia y el 13,58% de la comunidad extremeña. Esta cifra sitúa a la ciudad como el municipio más poblado de Extremadura.

El término municipal de Badajoz, que hace frontera por el oeste con Portugal, ocupa una superficie de 1.470 km2. Se encuentra integrado por 10 núcleos de población, entre los que sobresalen Gévora, Guadiana, Valdebótoa y Villafranco del Guadiana, todos ellos por encima de los 1.000 habitantes.

En lo que respecta a la economía, el sector servicios es el dominante en la ciudad. El comercio se nutre de clientes procedentes de la provincia y de Portugal, debido a la cercanía geográfica. Como representa un importante nudo de comunicaciones entre los dos países, está prevista la construcción de una Plataforma Logística y la llegada del tren de Alta Velocidad.

Badajoz es una ciudad comercial, cuya área de influencia de sitúa en el primer lugar del puesto regional con 570.457 habitantes, posicionándose en el puesto nº 25 de España, según el Anuario Económico de España 2007, editado por el Servicio de Estudios de La Caixa.

Badajoz y el reciclaje

En Badajoz existe una preocupación por el medio ambiente y el reciclaje, a lo que Desguaces Badajoz hace una importante contribución recogiendo los vehículos que han alcanzado el final de su vida útil y asegurando su correcta descontaminación y reciclaje.

Desguaces Badajoz ofrece un servicio integral, rápido y sencillo, encargándose de la recogida con grúa del vehículo a domicilio y de la baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT) completamente gratis, y, por supuesto, de la descontaminación del vehículo y posterior recuperación de piezas que aún puedan ser reutilizadas cumpliendo la misma función para la que fueron diseñadas, evitando la generación de nuevos residuos y la utilización innecesaria de materias primas.